AdoptaUnMan.com

Frida Kahlo

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, pintora y poeta mexicana nacida el 6 de julio de 1907 en el barrio de Coyoacán, en la Ciudad de México, es una de las figuras más importantes, representativas e influyentes del arte del siglo XX. Realizó sus estudios en la Escuela Nacional Preparatoria, donde formó parte del primer grupo de 35 mujeres admitidas en una institución que era solo para hombres. Su formación como artista fue autodidacta, dotada de un talento nato.  

El sufrimiento y dolor estuvieron presentes toda su vida. Cuando tenía 6 años contrajo poliomielitis y en 1925 sufrió un grave accidente de tránsito donde el autobús en el que viajaba fue arrollado por un tranvía. A causa de ese accidente, fue sometida por lo menos a 32 cirugías, por lo que pasó gran parte de su vida postrada en una cama y usando sus emblemáticos corsets.

Gran parte de su creación pictórica gira en torno a su biografía y a su sufrimiento, obras en las que plasmó sus dolencias y dificultades día a día. Su pintura se basa en el autorretrato y se caracteriza por el uso de colores vivos y la fuerte influencia del folklore mexicano. Evitaba ser etiquetada, y aunque su obra es catalogada como “surrealista”, Kahlo decía que esta tendencia no correspondía con su arte ya que ella no pintaba sueños, sino su propia vida.

El gran amor de su vida fue el muralista Diego Rivera, a quien definió como: "el segundo gran accidente de mi vida" y con quien mantuvo una relación pasional y al mismo tiempo tormentosa. Los sucesos dentro y fuera de su matrimonio la llevaron a crear obras impregnadas de dolor, decepción, sufrimiento, traición y esperanza. Entre ellos se consideraban el uno al otro como los mejores artistas de México. Este orgullo mutuo influenció las obras de ambos a pesar de que trabajaban estilos y formatos totalmente diferentes.

El feminismo de Frida Kahlo se caracteriza por su espíritu crítico, transgresora creatividad y fuerte e inusual personalidad que desafiaban la sociedad en su época. Dentro de un mundo dominado por hombres, Frida se movía en ambientes poco convencionales; tuvo amantes de ambos sexos, entre ellos el revolucionario ruso León Trotski, y se desmarcó de los valores propios de la época por sus fuertes principios.

A inicios del siglo XX el arte seguía siendo un espacio solo para hombres: ellos eran los únicos que contaban con el reconocimiento del gremio. Frida fue una de las primeras mujeres que abrió camino a otras artistas que querían exponer y explotar su talento. 

Trabajó su imagen como el centro de su obra porque decía que ella misma era lo que mejor conocía. Salió de las normas de género y los estereotipos marcados por el patriarcado, masculinizó y feminizó su aspecto con sus trajes típicos masculinos y de Tehuana, se opuso a la belleza establecida en sus tiempos en cuanto al vello femenino y enfocó sus creaciones en la lucha por la igualdad. Sobre esto, citó: "La parte más importante del cuerpo es el cerebro. De mi rostro me gustan mis cejas y mis ojos. Aparte de eso no me gusta nada más. Mi cabeza es demasiado pequeña. Mis pechos y mis genitales son corrientes. Del sexo opuesto, tengo el bigote y el rostro en general".  Frida no tenía interés por la belleza tradicional. Más bien, a través de sus autorretratos, reivindicó la belleza como diferente.

Kahlo plasmó en su arte la libertad sexual, el aborto, la lactancia, la maternidad y los derechos femeninos. Se consideraba una mujer libre y por ello decidió dar voz a las mujeres. Una de sus frases icónicas es: "enamórate de ti misma, de la vida y luego de quien tu quieras".

Frida se convirtió en un símbolo del feminismo y lo sigue siendo. Hoy en día es un referente para la lucha de género, los derechos de las mujeres, la igualdad y la libertad.

En lo político, fue miembro del partido comunista y una fiel activista de izquierda.

De todos los cuadros que conforman la obra de la Khalo, algunos de los más famosos son “Las dos Fridas”, “Viva la Vida”, “Unos cuantos piquetitos”, “La columna rota” y “Diego en mi pensamiento”. Realizó varias exposiciones en Nueva York en la galería Julien Levy; en París, en la galería Rue et Colle; y otra en México en la galería de Lola Álvarez Bravo. También participó en la Exposición Colectiva de Surrealismo en la famosa Galería de Arte Mexicano. El Museo de Louvre adquirió uno de sus autorretratos. Sus cuadros se encuentran en numerosas colecciones privadas de México, Estados Unidos y Europa.

Frida Kahlo murió en la Ciudad de México en su Casa Azul el 13 de julio de 1954, justo cuando el Instituto Nacional de Bellas Artes le preparaba un Homenaje Nacional. Hoy su personalidad ha sido adoptada como una de las banderas del feminismo, de la discapacidad, de la libertad sexual y de la cultura mexicana.

Kahlo Frida, 1939. Las dos Fridas.

Si te gustó este artículo, también te puede interesar:

Ana Frank 

back to top